EVALUACIONES Y CASTIGOS

En el mundo occidental la Iglesia católica introdujo el control social a partir de patrones morales propios de su visión evangelizadora. La escuela como la conocemos actualmente nació en la edad media en el seno de las escuelas parroquiales, catedralicias y obispales. Así, los métodos aplicados fueron trasladados de las abadías y conventos que incluían el castigo como forma de control de las pasiones. Fue en la época de la industrialización cuando las evaluaciones se tornaron más hacia las calificaciones  numéricas sin dejar atrás los castigos. Estos inicialmente fueron prohibidos por el General Santander a inicios del siglo XIX, sin mayor acatamiento. Fue la Ley General de Educación de 1992 la que los prohibió luego de separar definitivamente la Iglesia del Estado acatando lo establecido en la Constitución política colombiana de 1991. 

 

EVALUACIONES:

 

CASTIGOS: 

 La pedagogía escolástica proveniente de la edad media se centró en el control del cuerpo y las pasiones. Acorde con los principios evangelizadores su fin era crecer el redil de cristianos y salvar almas para la vida eterna. Su método era la obediencia, el silencio, el castigo  y la memorización de lecturas de la Biblia y del catecismo. A finales del siglo XVIII con los planteamientos del pensamiento ilustrado se inicia la modernidad y la nueva pedagogía se fortalece con los aportes del evolucionismo darwinista de fines del siglo XIX. Las psicologías, sociologías, antropologías del siglo XX aportaron conocimiento sobre la persona humana al caracterizarla como ser biológico, psicológico y sociológico. Ahora, en los albores del siglo XXI, se abre la puerta a la era cognitiva, neurológica y cultural para el desarrollo del pensamiento racional, científico y creativo al servicio de la equidad y la ciudadanía democrática. Atrás quedó el castigo como forma de enseñanza. Ahora el asunto es bastante más complejo.

 

PREMIOS:

© Copyright 2017 www.museodelaeducacion.ut.edu.co - All Rights Reserved